Guía para Trascender Profesionalmente

Hace unos meses tuve la oportunidad de presenciar una interesante conferencia, la cual incluía la entrega de un libro. Dentro de éste había un capítulo que exponía ocho reglas o tips para aumentar nuestra red de contactos, pero a mi entender este contenido era más bien lo que denomino una “guía para trascender profesionalmente”. No soy muy dado a compartir transcripciones directas de contenidos de libros pues prefiero leerlos, extraer los aprendizajes claves y compartirlos. Pero en este caso haré una ligera excepción a mi regla y lo compartiré, con al menos el consuelo de que tuve que hacer el esfuerzo de traducirlo, y que también en el proceso no pude evitar el darle mi toque personal a cada explicación.

A continuación se los comparto:

1. Recuerde caras y nombres. Después de conocer a alguien profesionalmente o socialmente, cortésmente, pídale su tarjeta de presentación, su correo u otra forma de comunicación; posteriormente y sin dejar pasar demasiado tiempo, escríbale un e-mail haciéndole saber que fue un placer conocerle y haber podido compartir. Asimismo, lo más pronto posible, trate de invitar a esta nueva amistad a alguna actividad importante, ya sea a un restaurante con un grupo de conocidos con los que dicha persona pueda tener intereses en común, o bien a un evento que le pueda resultar de interés y entretenido.

Organice todos sus contactos con una nota sobre cómo llegaron a sus manos, etc., ya sea detrás de la tarjeta, o bien en su lista de contactos, para que de este modo en el futuro pueda recordar con facilidad cómo les conoció o llegó a sus manos dicha tarjeta y así les dé el apropiado seguimiento y tratamiento.

2. Tome tiempo para “conectar”. En el mundo de los negocios es crucial tomar el tiempo para hacer introducciones y conexiones entre personas con intereses comunes o con posibles sinergias. Es mucho más efectivo y menos frío que simplemente enviar una nota de recomendación o decirle “dile que es de mi parte”. Haga introducciones constantemente; y sobre todo hágalo con sinceridad y con el sano objetivo de ayudar y colaborar; sin esperar ninguna retribución o compensación por ello.

3. Sea una persona emprendedora, y rodéese de otros que también lo sean. Piense en las personas que usted conoce quienes hacen sentir bien consigo mismos a otros, que son proactivas, optimistas, interesantes y entretenidas, y tienen muchas vivencias. Reúnase con ellos. De esta clase de personas es de la que puede sacar motivación y estímulo. Rodéese de gente que le inspire, tanto en lo personal como en lo profesional.

4. Tenga presente celebraciones y días importantes. Esto puede parecer obvio, pero puede ocurrir que se olvide de hacerlo. Llame a su familia y a los amigos en sus cumpleaños y envíe notas o regalos. ¡Mándeles un correo en sus aniversarios! No se olvide de los cumpleaños de sus hijos. Envíe tarjetas de Navidad, sin importar las religiones. Si usted no puede asistir a un cumpleaños, envíe un regalo. Apunte las fechas importantes en su calendario, y ponga al día regularmente sus contactos en su listado de correos electrónicos, con sus direcciones, y números de teléfono. (No hay excusas). Finalmente, haga todo lo posible por ir a las bodas y los bautizos. Estas son el tipo de cosas que la gente nunca olvida…

5. Tenga siempre tiempo para sus amigos y amistades. Visitas personales es mejor; pero si no puede, haga el esfuerzo de tomar el teléfono y hacer una breve llamada; o, por lo menos, envíe un correo electrónico o mensaje de texto de vez en cuando para que sus amigos sepan que los tiene siempre presentes.

6. No pida favores todo el tiempo. Así, cuando usted realmente necesite ayuda o alguna colaboración, sus amigos y conocidos estarán más dispuestos a darle una mano.

7. Forme su propia “Junta Personal de Directores”. Piense en esta junta como si fuera una extensa lista de mentores, gente destacada, y personas a las que respete y le inspiren. Cultive estas relaciones. Si necesita ideas acerca de con quién reunirse, pregunte a otras personas a quienes usted respete profesionalmente para que le pongan en contacto con otros mentores o amigos. Estas son las personas que le proporcionarán información imparcial, la cual seguramente no obtendría de sus empleados, compañeros de trabajo, o de las junta de directores de su empresa. Recuerde, sólo lo hará tan bien como los que le rodean quieran que lo haga.

8. Sea auténtico e íntegro. Sí, puede sonar cliché, pero sea bueno, genuino y leal. No perjudique a nadie, tanto sea en su círculo personal como en el profesional, porque de lo contrario se le revertirá.

Espero que les haya resultado de interés y sobre todo de mucha utilidad.

Suscríbete a este blog:
Artículo anterior:«
Artículo siguiente: »
  • Ney, solo por curiosidad, cuál es el título del libro. Yo siempre he creído que uno debe tener una Junta Directiva Creativa. Al final todos somos dueños de una empresa: Yo S.A.

  • 8 muy buenos consejos, que cualquir profesional lo prondria en marcha y si lo ha puesto ha decosechado frutos.Esperare un nuevo escrito de usted.gracias

  • Isabel O’Donnell

    La última frase del punto 7 es en lo único que disiento. O bien no lo entendi bien. Gracias por compartir.

  • Jorge De La Cruz

    Felicidades , de este tipo de mensajes son los que deberían estar en los medios, las escuelas , las reuniones de amigos y demás lugares donde se reúnan personas ; para tener una mejor familia , sociedad y país.

  • Jairo

    Bien Significativo!!! GRACIAS!

  • la_baby0487

    ES DE MUCHA AYUDA EN DIFERENTES AMBITOS!!

  • Osvaldo Bazil

    gracias…hace unos cuantos años esos consejos me enseñaron a moverme y hoy estoy disfrutando.

  • Excelente post, muchas gracias por compartirlo estoy totalmente de acuerdo.

  • Ruth Montes de Oca S.

    Muy bueno y cierto!! Gracias por compartirlo!!!! Si me permites, lo compartiré por igual! Gracias!! 🙂