El Síndrome de las Expectativas Decrecientes…

Hace unos días estaba en el gimnasio utilizando una de las máquinas. Mientras descansaba entre una sesión y la otra, se me acercó muy decentemente un joven uniformado quien de forma respetuosa y educada me dijo: “Buenos días señor. Mi nombre es “N” y soy el encargado de las pesas en esta área. Cualquier orientación […]