La paciencia recompensada…

“Estimado Ney, Después de meditar bastante, he decidido enviarte mi CV de manera confidencial, para los fines de lugar. Recibe un gran abrazo. Gracias por tu amistad y disponibilidad. Saludos” Junto con estas palabras en el cuerpo de un email, un amigo me envió su curricu[…]